Salud

Conmoción en Sarandí del Yí por nuevo caso de femicidio

Conmoción en Sarandí del Yí por nuevo caso de femicidio

Sin embargo, indica el OCNF en su reporte, aunque algunos estados retomaron este tipo penal, otras hicieron sus propias versiones con circunstancias subjetivas imposibles de acreditar.

El informe del OCNF reveló que de la mayoría de las víctimas de los 1 mil 886 feminicidios, 2014 a 2017, tenían de 21 a 30 años de edad; fueron asesinadas a través de diversos métodos, como golpes, asfixia, estrangulamiento, quemaduras y arma de fuego; el 30 por ciento de ellas fueron encontradas en sus hogares y el resto en lugares públicos.

O bien, en otros casos, no se considera la relación que existe entre la víctima y victimario, ni los contextos de violencia previa que vivían las mujeres.

Ciudad de México. En 2017, los asesinatos de mujeres incrementaron en 52 por ciento comparado con 2015, al registrarse 3 mil 256 casos.

Durante los últimos dos años se reportaron ocho mil 904 feminicidios, afirmó María de la Luz Estrada, coordinadora del OCNF. En el periodo 2014-2017 el 30 por ciento de las victimado de Feminicidio fueron encontradas en su casa habitación.

Gracias al diagnostico que arrojo el estudio se pudo determinar que si no es la tipificación del delito de feminicidio si no va acompañada de la elaboración de protocolos que cuenten con los más altos estándares para la adecuada investigación.

Tres argentinos jugarán en el ATP de Houston
En la próxima ronda, que la jugará mañana, se enfrentará a Tennys Sandgren , quien ayer eliminó al argentino Nicolás Kicker por 6-2 y 7-6 (7-3).

No obstante encontraron que seis entidades no cuentan con protocolos especializados para la investigación del feminicidio: Baja California Sur, Durango, Michoacán, Nayarit, Tamaulipas y Tlaxcala.

La Organización considera al feminicidio como una violación grave a los derechos humanos de las mujeres y una de las manifestaciones más radicales de discriminación y violencia contra la mujer.

Dijo que si realmente hicieran valer la ley no hubieran tenido que iniciar un movimiento a nivel nacional para exigir que sean escuchadas y que sean esclarecidos los casos de todas las mujeres que han muerto brutalmente.

El primer obstáculo es la resistencia de las autoridades ministeriales para reconocer, y por lo tanto, investigar el asesinato como feminicidio. La información revela que la autoridad desconoce en un número significativo, el vínculo entre la víctima y el victimario.

"Desafortunadamente a la fecha, aunque dicen que hay capacitación de los servidores públicos, las sentencias que se siguen dictando no son de acuerdo al delito de feminicidio, muchas veces lo absuelven justificado que no encuentran los elementos suficientes para decir que fue un feminicidio, salen libres nada más a seguir asesinando mujeres".