Tecnología

China y EU continúan con su guerra comercial

China y EU continúan con su guerra comercial

Foto de archivo: El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el mandatario chino, Xi Jinping, se dan la mano después de realizar declaraciones conjuntas en el Gran Palacio del Pueblo en Pekín, China, 9 de noviembre del 2017.

Trump había expresado anteriormente su deseo de que China redujera su superávit comercial con Estados Unidos en 100.000 millones de dólares, señalando que las barreras comerciales del país dificultaban la entrada de productos estadounidenses en el mercado del gigante asiático.

En concreto, en su denuncia entregada a los países miembros de la OMC este martes, China pide consultas con EU para resolver la disputa sobre los aranceles a las importaciones de acero y aluminio, pues entiende que la medida viola provisiones del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) de 1994 y del Acuerdo sobre Salvaguardias de la organización multilateral.

Hoy muchos aseguran que Trump es un enemigo del comercio y se niegan a reconocer que lo que hace es una táctica de negociación, agresiva y riesgosa, sí, pero no se pueden confundir las cosas.

"Debemos reforzar el entendimiento con China y seguir siendo socios, amigos y aliados de un país que es el tercer proveedor de España y que nos envía más de 600.000 turistas anuales", expresó.

Newell's sufrió una dura derrota en Brasil — Copa Sudamericana
La revancha será el jueves 10 de mayo en el Coloso del Parque de la Independencia. Esteban Pavez fue titular y jugó los 90' en el 'furazao'.

Sin embargo, de confirmarse el gravamen adicional del 25% a la soja de Estados Unidos, América Latina podrían beneficiarse de forma directa.

Xi también habló sobre la apertura del acceso a los mercados chinos, reiterando las promesas hechas anteriormente por altos funcionarios chinos de aumentar el límite de propiedad extranjera de las empresas conjuntas en los sectores del automóvil, la construcción naval, la aviación y otros sectores.

Algunos economistas expresaron un cauteloso optimismo tras el discurso de Xi sobre el Bo'ao. "Pero por supuesto las acciones hablan más fuerte que las palabras".

En el caso de que las amenazas arancelarias se cumplan, el sector agrícola de Estados Unidos, uno de los sectores fieles a Trump, sería uno de los grandes perjudicados.

Hasta el momento, ninguna de las partes ha fijado la fecha para implementar los aranceles. Asimismo, Beijing sostiene que los aranceles estadounidenses "exceden de los derechos fijados en la lista de concesiones y compromisos de EU" con la OMC y "no han eximido los productos de China" que se ven afectados por ese "exceso" en los aranceles.