Tecnología

Trabaja la NASA en una nave con armas nucleares contra asteroides

Trabaja la NASA en una nave con armas nucleares contra asteroides

Suena como el argumento de una película de ciencia ficción, pero es muy real. La NASA ya tiene una nave preparada para estudiar el asteroide.

Es preciso comenzar aclarando que no estamos hablando para nada de una certeza.

Esa medida se llama HAMMER (siglas de Hypervelocity Asteroid Mitigation Mission for Emergency Response) y es una nave de 8,8 toneladas capaz de desviar un asteroide simplemente impactando contra él.

El físico David Dearborn le comentó a Buzzfeed News que, en primer lugar, planean usar una enorme nave llamada HAMMER para desviar el asteroide de su curso y evitar una colisión, pero si el asteroide es demasiado grande, tendrían que recurrir a una bomba atómica para destruirlo antes de que se acerque demasiado.

Los astrónomos estiman que el 21 de septiembre del año 2135, Bennu se acercará tanto a la Tierra que hay una posibilidad entre 2.700 de que el asteroide impacte contra nuestro planeta.

Detonar armas nucleares en el espacio parece un poco extremo, pero ahora mismo es lo más potente que el ser humano tiene en caso de que necesite lanzarle algo a u asteroide.

Dybala pone líder a la Juve
Los 'Bianconeri' cuentan ahora con 71 puntos, dos más que el Napoli , que este domingo tiene un difícil desplazamiento a la cancha del Inter (5º).

El proyecto, en el que contribuyeron dos departamentos de energía y dos empresas de la industria armamentística estadounidense, lleva por nombre Misión de Mitigación de Asteroides Hipervelocidad para Respuesta a Emergencia (HAMMER, por su sigla en inglés).

El reporte se presentará en una conferencia en el mes de mayo próximo frente a especialistas de asteroides en Japón.

OSIRIS-REx ya está esperando hacer contacto que podría suceder en el 2023, y tuvo un costo de 800 millones de dólares, lo que nos indica que no fue tomado a la ligera.

Teniendo en cuenta todo lo que aprendimos del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko gracias a la sonda Rosetta, la misión OSIRIS-REx promete enseñarnos muchas cosas. Ese año, la sonda desplegará un dispositivo para capturar una muestra de la superficie de Bennu y traerlo de vuelta a la Tierra para su estudio.

Aparte de lo importante que será la muestra, OSIRIS-REx permitirá conocer el movimiento y la órbita de Bennu, en caso de que lo que se quiera sea practicarle prácticamente una biopsia.