Global

Rusia detrás de envenenamiento a ex espía ruso: Theresa May

Rusia detrás de envenenamiento a ex espía ruso: Theresa May

Skripal, de 66 años, y su hija Yulia, de 33, permanecen en estado crítico, aunque estable, desde que el 4 de marzo fueran hallados inconscientes en el banco de un parque en Salisbury, en el sur de Inglaterra.

Durante una semana la Casa Blanca se mantuvo en silencio sobre la tentativa de asesinar al exespía ruso Serguéi Skripal, quien vendió secretos al Reino Unido y posteriormente se instaló allí mediante un intercambio de espías con Rusia.

"Tenemos plena confianza en la investigación del Reino Unido y en su conclusión de que Rusia es probablemente responsable del ataque", dijo el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, en un comunicado divulgado esta noche.

La primera ministra británica, Theresa May, dijo el lunes que el exespía ruso Sergei Skripal y su hija habían sido envenenados con un agente nervioso de producción militar, en concreto con una clase de toxina desarrollada en la Unión Soviética.

"Está claro que han sido envenenados con un agente nervioso militar del tipo desarrollado por Rusia", aseguró la premier británica ante la Cámara de los Comunes.

"Esto es un espectáculo circense en el Parlamento británico".

May subrayó que solo hay "dos posibilidades" para explicar el envenenamiento: o bien es "un ataque directo" de Rusia, o bien Moscú "perdió el control" de la sustancia y dejó que cayera en manos inadecuadas, sostuvo. "Esto indica que fue una gran operación para destruir a Skripal y a cualquier persona que esté conectada a él", señaló.

Casero, crítico del feminismo: "La idiotez y la necedad no tienen género"
Si vos salís a la calle para no ser utilizada como un objeto, y te desnudás y te tapás la cara, sos un objeto y no una persona ". "Pero vos no podés hablar de feminismo cuando te referís a Valerie Solanas, que fue la que le pegó el tiro a Andy Warhol".

En opinión del analista político Carlos Puente Martín, Londres carece de argumentos para demostrar la culpabilidad de Moscú en el caso de Skripal.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, sugirió a Londres aclarar el intento de envenenamiento sobre el terreno antes de abordar el incidente con Moscú.

May se presentó al Parlamento después de presidir una reunión del Consejo de Seguridad Nacional, donde la cúpula del gobierno estudió las "evidencias concluyentes" presentadas por la policía anti-terrorista y los servicios de inteligencia sobre la responsabilidad del Kremlin en el ataque.

Y en el Senado ruso vincularon las incriminaciones de la primera ministra británica con las elecciones presidenciales rusas del domingo, en las que Putin buscará la reelección para un cuarto mandato, y con el Mundial de fútbol de Rusia.

Una respuesta rusa insatisfactoria 'abriría una panoplia de contramedidas, económicas, financieras, diplomáticas, y luego, obviamente, se habla mucho de las sanciones Magnitsky', dijo a la radio BBC este martes el ministro de Vivienda, Dominic Raab. El ministro de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, pidió al embajador ruso en Londres que "proporcione inmediatamente una información total y completa del programa Novichok a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas".

May reclamó una explicación "creíble" por parte de Moscú y dijo que si ello no ocurre, dará por hecho que se trató de un caso de "uso ilegal de la fuerza por parte del Estado ruso contra el Reino Unido". Gran Bretaña "no puede aceptar" que se cometan "intentos de asesinato de civiles inocentes en nuestro territorio", insistió.