Negocios

Petróleo venezolano cerró la semana en 366,12 yuanes

Petróleo venezolano cerró la semana en 366,12 yuanes

Los precios del petróleo operaban estables el jueves, apoyados por un repunte en los mercados bursátiles pero contenidos por la evidencia de que la oferta superará la demanda este año.

El barril de petróleo tipo Brent del Mar del Norte para entregas en mayo se cotizaba en 64.95 dólares al inicio de la sesión en el mercado electrónico Intercontinental Petroleum Exchange (ICE).

"El petróleo y el mercado bursátil se han movido de la mano. lo que básicamente significa que el crudo está extremadamente sensible a las perspectivas de crecimiento", dijo Bjarne Schieldrop, estratega de materias primas de SEB, quien agregó que aún esperaba que la expansión de la demanda llegue a 1,8 millones de barriles por día (bpd) este año.

El Brent subía seis centavos de dólar (0.09 por ciento) respecto al cierre previo del miércoles pasado de 64.89.

Francisco le "pidió perdón" al pueblo argentino en una carta
El martes un grupo de dirigentes sociales, políticos y gremiales le envió una carta al Papa Francisco al cumplirse cinco años de su mandato.

La acelerada disminución de la producción de petróleo en Venezuela, país miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), podría exacerbar significativamente un déficit mundial de oferta a finales de este año, de acuerdo con la Agencia Internacional de Energía (AIE). En tanto, el crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) para entregas en abril aumentó 12 centavos de dólar (0,20 por ciento) y cotizó a 61,08 dólares.

Los precios del petróleo se han estabilizado por encima de los US$60 el barril en Londres, alrededor de un 25 % más que hace un año, conforme el aumento del consumo y los recortes de producción de la OPEP y Rusia agotan el superávit desatado por un auge en la producción de shale en Estados Unidos.

Más allá de la incertidumbre sobre el país latinoamericano, la agencia no ha modificado sus expectativas sobre la producción de crudo para 2018, y en particular en lo que respecta al principal protagonista, Estados Unidos, que incrementará la suya en 1,3 millones de barriles diarios gracias sobre todo a los yacimientos de esquisto.

El aumento de la producción de Estados Unidos, así como el incremento de la producción en Canadá y Brasil, está minando los esfuerzos de la OPEP para retener los suministros a fin de impulsar los precios.