Deporte

"No estoy disfrutando en el campo" — André Gomes

"Quizá la palabra no sea la más correcta, pero se volvió un poco infierno, porque empecé a tener más presión", sentenció el centrocampista portugués, que actualmente se desempeña en el Barcelona desde su fichaje en el verano 2016.

"Me encierro. No me permito sacar la frustración que tengo".

"Pensar demasiado me hace daño". Es como si me sintiera avergonzado.

Prudencia excesiva. "Me dicen que voy con el freno de mano". "Pienso en las cosas malas y en lo que tengo que hacer, voy a remolque". Y añadió: "Me ha pasado en más de una ocasión eso de no querer salir de casa. Eso de que la gente te pueda mirar, tener miedo de salir a la calle por vergüenza", concluyó.

"En los primeros meses estuve bien porque tuve mi adaptación con compañeros espectaculares pero a partir de entonces comencé a vivir un infierno de presión, que me llevo bien con la de afuera, pero no con la que yo me pongo porque soy demasiado autocrítico y perfeccionista", reflexionó. "Aunque mis compañeros me apoyan bastante, las cosas no me salen como ellos quieren que salgan", destacó.

Jamie Carragher lanza escupitajo a aficionado y su hija
No hay excusas, lo siento ", se disculpó, a la vez que añadía: " No vi a la niña . Ya me he disculpado personalmente con toda la familia .

André evidencia que estar mal emocionalmente repercute en la performance de cada jugador.

André Gomes reconoció que los malos momento que atraviesa en el campo le perjudican en todos los sentidos: "Lo que hago es no hablar con nadie, no molestar a nadie".

"No me siento bien en el campo, no estoy disfrutando de lo que puedo hacer", comienza la desgarradora confesión de André Gomes en medio de una entrevista para la revista 'Panenka'. "Con la presión yo vivo bien, con lo que no vivo bien es con la presión para mí mismo", contó.

El portugués llegó al Barcelona procedente del Valencia en la temporada pasada pero ha ido perdiendo oportunidades al mando de Valverde y sólo ha disputado 25 partidos en lo que va de la temporada, casi la mitad de encuentros que ha jugado el club. Costó 35 millones de euros (43 millones de dólares) más 20 en variables y tiene contrato hasta 2021.