Cultura

Murió diseñador Hubert de Guivenchy a los 91 años

Murió diseñador Hubert de Guivenchy a los 91 años

Otras de sus clientas fueron Elizabeth Taylor, Jacqueline Kennedy y Grace Kelly.

El fallecimiento ocurrió el sábado pasado, pero fue confirmado hasta este lunes.

.

Hubert de Givenchy icónico diseñador de modas francés, falleció a los 91 años. "Sus sobrinos y sobrinas y sus hijos comparten su dolor", anunció hace unas horas Philippe Venet, compañero sentimental y colega del modisto.

Hubert de Givenchy ayudó a posicionar a París como la capital de la moda (Getty Images). "Rigor, nada de cosas inútiles y mucho trabajo", solía decir. "Tienes que saber cuándo pasar las páginas".

"Hubert de Givenchy logró situar a su 'maison' de alta costura en un lugar especial". El vestido negro sin mangas que usó en la película, combinado con hileras de perlas, guantes hasta los codos y enormes gafas de sol, terminó convirtiéndose en el look más famoso del diseñador. Actualmente, Clare Waight Keller es la responsable de continuar con el legado de Hubert Givenchy.

Google homenajea al químico británico Sir William Henry Perkin
Fue quien revolucionó el mundo de la química al descubrir un mundo alterno a la química orgánica: los productos sintéticos. Perkin buscaba crear una fuente más barata y confiable que la quinina , pero el experimento salió mal .

Givenchy fue pupilo de Balenciaga y propulsor del lujo en elr prêt-à-porteen Schiaparelli, donde ofició durante cuatro años.

Como un ícono de la elegancia, Givenchy supo acaparar desde la fundación de su marca en París de 1952, un mercado retador y competitivo, desafiando todas las expectativas.

La actriz se convirtió en su musa y sobre ella llegó a decir que era "su amor platónico". Para su suerte, el diseñador pensó que se trataba de Katharine Hepburn por su apellido y aceptó.

Hubert de Givenchy fue el más aristocrático de los diseñadores franceses, conocido por su estilo elegante y sus impecables modales. Asimismo, como muestra de su amor, el diseñador creó el perfume L'Interdit en su honor. Sin embargo, lo más importante es que era de verdad. En 1957, los dos diseñadores se unieron para presentar una nueva silueta llamada "saco", una forma suelta sin cintura, un shock para una industria de la moda preocupada por hacer una silueta hiperfemenina y marcada en la cintura y las caderas.