Global

Londres contra el Kremlin — Espías

Londres contra el Kremlin — Espías

La Casa Blanca tachó de "atrocidad" el envenenamiento del doble espía Serguéi Skripal en el Reino Unido y aseguró estar "del lado" del Gobierno británico, pero evitó culpar directamente a Rusia del suceso, algo que Londres considera "altamente probable".

La "premier" informó que la investigación ha determinado que la sustancia usada en la intoxicación de Skripal y de su hija proviene de un grupo de agentes nerviosos conocido como "Novichok".

El gobierno británico está muy enojado por el incidente, que podría provocar la ausencia de representantes del Reino Unido en el Mundial de fútbol de junio en Rusia, incluido el príncipe Guillermo, según medios ingleses.

Las fuerzas de seguridad han detectado trazas del agente químico que ha dejado en estado crítico a Skripal, de 66 años, y su hija, Yulia, de 33, en la pizzería Zizzi de la localidad inglesa y en el bar Mill, según ha revelado la BBC.

Zajárova recomendó a Londres que, "antes de inventar nuevas historias", informe sobre los resultados de las investigaciones sobre la muerte en el Reino Unido de ex espías.

Él y su hija fueron encontrados comatosos en una banca cerca del centro de la ciudad. El restaurante y el pub donde habían estado siguen cerrados al público.

La ministra del Interior británica, Amber Rudd, dijo ante la Cámara de los Comunes que el uso de gas nervioso en su país es "un acto descarado y peligroso".

"Cuando tengamos toda la evidencia de lo que ocurrió, lo atribuiremos a alguien, si es apropiado", dijo Rudd. La primera vez que Skripal contactó con éstos fue en España, en 1995.

Didier Drogba vendrá a Colombia la próxima semana
Tienen que creer y no rendirse nunca", dice parte del comunicado de la cancillería . "Por favor, dejen las armas y que haya elecciones", dijo.

La inteligencia británica evitaba llevar al Reino Unido a Skripal, cuyo sobrenombre era "Forthwith", para no dar pistas sobre sus vínculos con el MI6.

En 2010, fue liberado en un intercambio de espías entre Washington y Moscú y se fue a vivir al Reino Unido.

No está claro por qué sería un objetivo o quién podría quererlo muerto.

Antes de pronunciarse, Tillerson telefoneó a su homólogo, el ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson, para hablar de la investigación sobre el intento de asesinar la semana pasada al exespía ruso Serguéi Skripal y a su hija en el suroeste de Inglaterra.

Varios críticos abiertos de Putin han muerto o muerto en circunstancias misteriosas, incluidos periodistas, políticos de la oposición y magnates exiliados.

Para muchos investigadores, el crimen de Litvinenko fue un asesinato casi perfecto: fue envenenado con un té contaminado que tomó en un hotel de Londres.

Desde el Kremlin han calificado este lunes de "espectáculo circense" las acusaciones vertidas por Theresa May. El país negó cualquier involucramiento, y el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que el tema "no es de ninguna manera un tema para Rusia".

El dirigente venezolano dijo que retirará su candidatura si Maduro no cumple sus exigencias, gran bretaña.