Salud

Primer caso de Meningoencefalitis Amebiana Primaria en Argentina

Primer caso de Meningoencefalitis Amebiana Primaria en Argentina

Un niño de ocho años murió en febrero de 2017 después de nadar en la laguna de Mar Chiquita, un espejo contaminado ubicado a unos 400 kilómetros de Buenos Aires. El menor tuvo fiebre, vómitos e intolerancia a la luz y a los ruidos. Posteriormente comenzaron algunas fallas respiratorias y hemodinámicas, seguidas por un cuadro de encefalitis que derivaron en hemiparesia braquiocrural derecha y convulsiones. Las casusas no estuvieron claras hasta hace unos días, cuando se reveló que por una meningoencefalitis amebiana primaria (MAP) provocada por el parásito Naegleria fowleri, también conocido como la "ameba asesina" o "ameba come cerebros". "Se trata de un caso autóctono, ya que el niño habría adquirido la infección en aguas de una laguna del sector contaminada", explica el organismo.

Al parecer, el niño se estaba bañando en una laguna infectada cuando el parásito a se le introdujo por la nariz, dirigiéndose hasta el cerebro. Si bien el caso fue documentado por el Reporte Epidemiológico de Córdoba (REC), recién ahora se confirmó la causa del fallecimiento por lo que fue reportado y difundido por la Sociedad Internacional de Enfermedades Infecciosas (ISID).

Además, cabe consignar que se trata de una infección muy infrecuente a nivel mundial, aunque su mayor incidencia ocurre en la época de verano. La MAP destruye en forma rápida el tejido cerebral por el accionar de la ameba, la cual está presente en todo el mundo, sobre todo en lugares de agua dulce templada, como lagos y ríos, aunque su triste estreno en Argentina sería por efectos del cambio climático.

"Él se atendió en una clínica privada, ahí se le detectó la infección, pero todos los profesionales de la región sanitaria tomamos luego intervención: no había mucho por hacer más que advertir medidas de prevención, como no bañarse con agua contaminadas con residuos cloacales o taparse la nariz si se tiran al agua", comentó la experta.

La primera etapa de la enfermedad presenta síntomas parecidos a los de la meningitis bacteriana y aparecen a la semana de ingresada la ameba al cuerpo. Luego puede aparecer rigidez en el cuello, confusión, pérdida del equilibrio, alucinaciones y convulsiones, entre otros perjuicios.

Primer caso de Meningoencefalitis Amebiana Primaria en Argentina
Primer caso de Meningoencefalitis Amebiana Primaria en Argentina

El niño falleció entre cinco y siete días después de que comenzaron los síntomas.

El doctor en bioquímica, Sixto Costamagna, sostuvo al diario El País que "En Argentina nunca se vio".

Adicionalmente, Costamagna señaló que deben buscar este tipo de parásito, ya que si no los han encontrado antes es porque no se les ha mencionado en el país.

Es importante decir que la infección no es de transmisión, y tampoco es posible infectarse por beber agua con la ameba, así como que se encuentre en albercas. Lo come, porque el cerebro que es lo que a ella le gusta. "Es fulminante", subraya Costamagna. "Dicho cuadro no representa riesgo a la población, en tanto no se transmite de persona a persona ni por ingesta de agua o alimentos". "Se recomienda a la población que las actividades lúdicas acuáticas y baños recreativos, sean sólo realizados en natatorios con agua clorada, con mantenimiento adecuado y controles periódicos", concluyó el comunicado.

A base de golazos, Shakhtar Donetsk remonta a la Roma
Sobre el final, asedió el arco defendido por Alisson Becker y tuvo oportunidades claras para ampliar más las diferencias. Fue la última emoción de un gran partido, que deja abierta la vuelta del estadio Olímpico a cualquier escenario .