Cultura

Argentina, en el podio de las economías "más miserables" del mundo

Argentina, en el podio de las economías

Para los venezolanos que sufren a diario para comprar comidas, medicinas, cualquier tipo de productos y hasta conseguir dinero en efectivo no es una novedad, pero la empresa de información financiera Bloomberg lo ha hecho (nuevamente) oficial: Venezuela tendrá la economía más miserable del mundo en el 2018.

Además de Venezuela, los otros países del continente americano que se encuentran entre las 10 economías más miserables del mundo son Argentina en el tercer lugar (igual que el año anterior) y Brasil en el puesto 9 (la misma posición que en el 2018), Según reseña El Nuevo Herald.

Por el otro lado, Tailandia se volvió a mostrar como la "menos miserable". En otros lugares, México espera dar grandes pasos este año con una inflación más manejable, en tanto Rumania absorbe más miseria por el motivo opuesto.

Chile cambió su posición en el índice este año, para mal. Así, el país vecino ha perdido cinco casillas y se ubica ahora en el puesto 27 cuando el año pasado estaba en el 32.

Victor Moses Scores As Chelsea Defeat West Brom — Nigeria
Speculation has reigned over the Italian's future as Chelsea have struggled to defend their Premier League crown this season. Moments later, Pardew's men were 2-0 down as Moses latched on to Cesc Fabregas' deflected pass to slot low past Foster.

Aunque dicho índice se basa en la idea de que la baja inflación y el desempleo generalmente ilustran lo bien que deberían sentirse los residentes de un país, estos datos podrían resultar engañosos, ya que una constante en los precios bajos puede significar una baja en la demanda de bienes y servicios; mientras que una tasa baja de desempleo puede indicar que los trabajadores temen al mercado laboral y no buscan mejores oportunidades laborales.

Algunos no han sido tan afortunados.

En Venezuela, la hiperinflación generó frustración en muchos economistas con respecto a la tasa real de crecimiento de los precios. Una rebaja gubernamental reciente en los precios de los comestibles dio un breve respiro a la inflación, en tanto los economistas consultados consideran que subirá 1.864 por ciento este año.