Negocios

Theresa May crea un cargo responsable del Brexit sin acuerdo

Theresa May crea un cargo responsable del Brexit sin acuerdo

May indicó que realizará cambios en los puestos del gobierno "pronto", los cuales se espera sean anunciados el lunes.

La primera ministra británica, Theresa May, hizo hoy un reajuste en su gobierno y en las estructuras del Partido Conservador pero dejó en sus puestos a los ministros clave, entre ellos David Davis, encargado de negociar el "brexit". El puesto de nueva creación será el de un secretario de Estado en el Ministerio del Brexit, afirma el diarioTelegraph.

Ese último cargo era desempeñado por el ex primer secretario de Estado Damian Green, quien se vio obligado a dimitir a mediados de diciembre por su implicación en un caso de pornografía y acoso sexual.

Permanecerán en sus cargos el ministro de Exteriores, Boris Johnson; el del Tesoro, Philip Hammond; la de Interior, Amber Rudd, y el ministro para el "Brexit", David Davis.

Según la residencia oficial de Downing Street, la primera ministra también hará cambios entre los secretarios de Estado, aunque esto se espera que quede para mañana. También Andrea Leadsom, que ocupa un cargo equivalente al de jefa del bloque parlamentario de los conservadores.

"Me robaron el Balón de Oro para dárselo a Cristiano" — Ribéry acusa
Y por eso, no tuvo reparos en recordar su mejor temporada, cuando tenía todo para ganar el Balón de Oro en 2013. "Fue una injusticia ", afirmó el compañero de Arturo Vidal en Bayern Munich .

Según los medios, May espera sustituir al presidente del Partido Conservador, Patrick McLoughlin, tras haber trabajado en la campaña electoral de junio del año pasado, cuando los conservadores perdieron la mayoría absoluta que tenían en la Cámara de los Comunes.

La oposición laborista y el Servicio de asesoramiento sobre el embarazo han criticado el nombramiento en la vicepresidencia para mujeres de Maria Cauldfield, que en el pasado se ha mostrado en contra de la liberalización de la ley del aborto.

El reajuste lo motivó la dimisión en diciembre de Green, y está destinado a revitalizar el Ejecutivo conservador tras varios meses de escándalos y desavenencias internas, sobre todo en relación al enfoque de las negociaciones del "brexit".

La Comisión Europea y el gobierno británico llegaron a finales de 2017 a un acuerdo sobre la primera fase, que comprendía los derechos de los ciudadanos comunitarios, la factura de salida y la futura frontera dentro de la isla de Irlanda.