Global

¡Lamentable! El hombre más longevo del mundo falleció

¡Lamentable! El hombre más longevo del mundo falleció

Francisco Núñez Olivera, y hasta este pasado lunes 29 de enero, el hombre más longevo del mundo.

Las mismas fuentes indicaron hoy que Núñez Olivera se encontraba, en el momento de su fallecimiento, acompañado por su hija Antonia, de 82 años, y otros familiares, que se han visto arropados a su vez por el alcalde de la localidad, Antonio Carmona, quien señaló que "es una pena para todo el pueblo y todo el mundo".

Francisco Núñez cumplió 113 años el pasado 13 de diciembre, que celebró con alegría en su rostro y "satisfecho" de su alma, según reconocía.

El español que atribuía su longevidad a una vida sana y tranquila no contaba aún con esa inscripción ni con la del Grupo de Investigación en Gerontología (GRG), el organismo que acredita la edad de centenarios del mundo, por no contar con la documentación que requieren esos organismos.

En agosto pasado y tras la muerte del israelí Yisrael Kristal Francisco Núñez pasó a ser considerado el hombre más viejo del mundo
En agosto pasado y tras la muerte del israelí Yisrael Kristal Francisco Núñez pasó a ser considerado el hombre más viejo del mundo

El hombre era también el veterano de guerra con mayor edad de la historia de España, ya que combatió en la Guerra del Rif, que tuvo lugar en los años 20 del pasado siglo en territorio marroquí.

"En los últimos años ha significado mucho para nosotros".

Francisco Núñez tiene aún dos hermanos vivos, uno de 97 años, que reside en Asturias, y su hermana, de 93, que además es vecina de Bienvenida, donde viven sus dos hijas, porque perdió a dos varones.

Aunque estuvo a muy poco de ingresar en el libro Guinness de los récords como sucesor del israelí Yisrael Kristal, fallecido en agosto del 2017, el hombre falleció a poco tiempo de llegar a los 114 años.

Desempleo subió en 2017 y se ubicó en 9,4%
Además, el año pasado hubo 22,383 millones de ocupados, "el más alto desde que hay cifras comparables (2001)", agregó. En contraste, las ciudades con las mayores tasas de desempleo fueron Quibdó (14.2), Cúcuta (14,0) y Armenia (13,4).