Global

Inhabilitar a Lula en comicios crea aún más tensión — Temer admite

Inhabilitar a Lula en comicios crea aún más tensión — Temer admite

- Los abogados del expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, condenado la semana pasada a 12 años y un mes de prisión por corrupción y lavado de dinero, pidieron hoy a la Justicia superior que impida su ingreso en prisión tras el fallo judicial en segunda instancia.

En reiteradas oportunidades, el líder de izquierda y sus seguidores defienden su inocencia, argumentando que no existen pruebas contundentes en el caso, y responsabilizan a todo el sistema judicial de Brasil, así como a los medios de comunicación que no difunden la verdad, todo con el fin de no dejar participar a Lula en la próxima contienda electoral del país. "Personalmente, sobre el plano político, creo que si (Lula) pudiera participar en las elecciones y eventualmente fuera derrotado, sería lo mejor para el país", señaló.

Lula fue condenado el miércoles en segunda instancia por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero. No obstante, el Partido de los Trabajadores (PT) lanzó su precandidatura para las elecciones en 2019.

"Evidentemente esta fórmula de su no participación, tensiona el país y lo que tenemos que hacer en Brasil es relajar las relaciones", subrayó Temer.

La defensa de Lula da Silva recurrió al Supremo Tribunal de Justicia (STJ) para pedir que, en base a la Constitución y el Código Penal brasileños, el exmandatario no sea encarcelado, pues según ellos la ley impide el ingreso en prisión hasta que la sentencia sea en firme.

Lula es aún muy popular entre las clases muy pobres debido al éxito de sus programas sociales y al "boom" económico durante sus dos Gobiernos.

Cruce picante entre Martín Bossi y Coco Sily
Bossi pasó dos días en Miami, en donde presentó el programa junto a sus colegas. "Hago que entiendo", aseguró entre risas.

"Lula no está muerto políticamente, en imagen, en presencia, carisma, no sabemos si electoralmente pero decir que está muerto políticamente es un error, tendrá influencia", ha agregado Temer.

Pese a estar en las antípodas ideológicas, el partido Movimiento Democrático Brasileño (MDB), que lidera Temer, fue un aliado fundamental del PT hasta el inicio del proceso que desembocó en la destitución de la ex presidenta Dilma Rousseff en 2016.

Al frente del Gobierno, Temer puso en marcha una agenda económica de corte liberal con reformas estructurales, un severo ajuste fiscal y un amplio plan de privatizaciones y concesiones.

El sondeo también reveló que el 55,7% de los brasileros respalda la candidatura de Lula para los comicios presidenciales previstos para octubre de este año.

Preguntado sobre cómo le gustaría ser recordado, el presidente dijo que "como alguien que produjo un legado positivo para Brasil".