Global

Cuatro personas mueren intentando llegar en lancha a Curazao — ULTIMA HORA

Cuatro personas mueren intentando llegar en lancha a Curazao — ULTIMA HORA

Irían hasta 30 venezolanos en la embarcación.

Cuatro venezolanos, dos hombres y dos mujeres, murieron luego de que la embarcación en la que intentaban alcanzar las costas de Curazao naufragara, según reseña El Nuevo Herald.

Reginald Huggings, portavoz de la Policía curazoleña, afirmó que durante las últimas semanas la guardia costera y la policía han interceptado varias embarcaciones provenientes de Venezuela, con personas que pretenden ingresar ilegalmente a Curazao.

Según Huggins, se ha contactado a las autoridades en Venezuela en el intento de identificar la identidad de los cadáveres.

Políticos de la oposición exigen al gobierno que informe.

Interruptor de la columna de dirección Kostal
E tiempo modernos, la gente quiere dar más instrucciones al vehículo sin la necesidad de moverse del salpicadero. El interruptor de la columna de dirección bajo el volante es lo que asegurará una buen control de su coche.

En la embarcación naufragada cerca de Curazao iban "aproximadamente" 30 venezolanos, de los que cuatro que aparecieron ahogados el pasado miércoles, aseguró el diputado Luis Stefanelli.

El jueves, el portal Notifalcón, del estado del que al parecer proceden las víctimas, dijo que los muertos son José Sánchez Pila, de 33 años, su hermana Joselyn (24), Oliver Cuahuromatt Velásquez (33) y Guadalupe Jiménez Chirinos (18).

Se conoció que todos los tripulantes eran de La Vela, municipio Colina y al menos tres de los que llegaron a tierra con vida, fueron detenidos.

Aunque el director de Protección Civil de Venezuela, Gregorio Montaño, ha reconocido lo ocurrido en las costas de Falcón, los altos mandos del país han guardado silencio en torno al incidente.

Familiares de otros pasajeros de la lancha pidieron a las autoridades venezolanas ayuda para buscar a los desaparecidos, y admitieron que al menos cinco de éstos avisaron que están vivos pero se ocultaban en Curazao por temor a ser deportados.