Global

Alberto Fujimori debe arrepentirse y pedir perdón de corazón

Alberto Fujimori debe arrepentirse y pedir perdón de corazón

El sondeo de la empresa GfK consigna como primer damnificado al presidente Pedro Pablo Kuczynski, que esperaba ganar al fujimorismo a un esquema de concertación y gobernabilidad, y que resulta con una caída de su aprobación, de 22 por ciento en diciembre, a solo 19 por ciento.

La mayor concentración se realizó en Lima, donde manifestantes marcharon pacíficamente bajo resguardo policial, aunque en el Cusco, al sureste del país, la protesta dejó dos heridos por perdigones de la policía antimotines, según imágenes difundidas en las redes sociales.

Asimismo, en la sede la Corte Interamericana de Derechos Humanos, se escuchará a las partes para pronunciarse sobre la medida otorgada por el actual presidente PPK a favor de Alberto Fujimori, en el indulto más sospechoso de la historia peruana, incluso mucho más mediático de los dados por el ex presidente Alan García Pérez.

La marcha contó con la participación de familiares de las víctimas de ambos casos.

Marcha Lima Indulto
Alberto Fujimori debe arrepentirse y pedir perdón de corazón

La Corte IDH, como se sabe, realizará este 2 de febrero una audiencia para analizar el cumplimiento de las sentencias sobre las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, tras el indulto otorgado a Alberto Fujimori.

Ante otra pregunta, 75 por ciento respondió que Fujimori debió cumplir su condena bajo prisión domiciliaria (40 por ciento) o en la cárcel (35) mientras solo 35 por ciento está conforme con su libertad.

La semana pasada, la Defensoría del Pueblo emitió un pronunciamiento sobre el indulto señalando que no cumple con los estándares legales y jurídicos, y que no expresa suficiente información médica sobre el beneficiado.

En esa resolución se mencionó que Alberto Fujimori, de 79 años, padece de hipertensión arterial, depresión, hernia lumbar y fibrilación auricular paroxística, entre otros problemas de salud.

Robó pero dejó su huella: la reja le amputó un dedo
El hombre hizo la denuncia y los policías llegaron al lugar si poder creer lo que ocurría hasta que ellos mismos lo comprobaron. Al escapar, tuvo la mala suerte de que la reja con púas del portón le arrancara un dedo , que quedó incrustado.