Negocios

Wall Street abre en alza

Wall Street abre en alza

Wall Street cerró hoy por segundo día consecutivo con dos nuevos récords históricos del Dow Jones de Industriales y el selectivo S&P 500, a la espera de que mañana concluya la reunión de política monetaria de la Reserva Federal.

El Dow Jones ganó 118,77 puntos, o 0,49 por ciento, para terminar en 24.504,80 unidades.

Los operadores en el parqué neoyorquino siguieron escalando posiciones y lograron al cierre dos nuevas marcas históricas, tras una sesión en la que arrancó la última reunión del año de política monetaria de la Fed y pendientes de la reforma fiscal.

Los analistas y mercados dan por descontado que el banco central anunciará una nueva subida de tipos de interés, que actualmente se sitúan entre 1% y 1.25%, como respuesta a la aceleración económica y a un mercado laboral cercano al pleno empleo.

Facebook shots back at former executive's criticism
A FORMER top Facebook executive has hit out at the global social network he helped set up claiming it is "ripping society apart" . During his time, Facebook's monthly users grew more than 150-fold from 5.5 million in 2005 to 845 million by the end of 2011.

Los sectores en Wall Street empezaban la sesión divididos entre los avances del de telecomunicaciones (0,44 %), el energético (0,32 %), el sanitario (0,32 %) o el industrial (0,16 %) y los descensos del tecnológico (-0,36 %) o el de materias primas (-0,13 %).

Caterpillar (3,59 %) lideró las ganancias en el Dow Jones, por delante de Nike (3,43 %), Coca-Cola (1,35 %), Procter & Gamble (1,15 %), Walmart (1,10 %), 3M (1,07 %), UnitedHealth (0,84 %), McDonald's (0,77 %), Home Depot (0,68 %) o United Technologies (0,66 %).

Al otro lado de la tabla encabezaba las pérdidas IBM (-1,40 %), por delante de Verizon (-0,70 %), American Express (-0,66 %), General Electric (-0,61 %), Travelers (-0,50 %), Merck (-0,39 %), JPMorgan (-0,29 %) y Microsoft (-0,25 %).

En otros mercados, el petróleo de Texas subía a 57.23 dólares, el oro avanzaba a 1,246.1 dólares, la rentabilidad de la deuda pública a diez años bajaba al 2.383% y el dólar perdía terreno ante el euro, que se cambiaba a 1.1751 dólares.