Global

Tribunal argentino pide autorización para detener a Cristina Fernández de Kirchner

Tribunal argentino pide autorización para detener a Cristina Fernández de Kirchner

Nisman aseguraba que un acuerdo suscrito entre Argentina e Irán en 2013 para investigar conjuntamente el atentado a la mutua AMIA, que dejó 85 muertos y sigue impune, buscaba realmente encubrir a los sospechosos del ataque, entre ellos el expresidente iraní Alí Akbar Rafsanjani y el excanciller Alí Akbar Velayatí, para favorecer el intercambio comercial bilateral.

Con el pelo atado, sonriente y sentada entre Agustín Rossi y José Luis Gioja, la senadora se refirió al procesamiento del juez Bonadío y el consecuente pedido de desafuero y prisión preventiva.

Kirchner acaba de jurar como senadora, electa en las legislativas de octubre, y asumirá el 10 de diciembre. Pero ambos casos presentan grandes diferencias. Durante dos años no hubo ningún intento de la justicia.

La exmandataria aseguró en una rueda de prensa que el presidente Mauricio Macri "es el máximo y verdadero responsable de una organización política y judicial para perseguir a la oposición" y consideró que la acusación de "traición a la Patria" en su contra es "un insulto a la inteligencia de los argentinos".

Además, las "alertas rojas" de Interpol para detener a los iraníes implicados en el atentado jamás se levantaron, lo que, según Nisman, era un elemento central del supuesto pacto de impunidad.

Reunión con gobernadores por el conflicto mapuche
Al respecto, el gobernador Mariano Arcioni , informó que a la reunión asistirá el ministro del Interior de la Nación , Rogelio Frigerio y ratificó la intervención de la RAM "es competencia exclusiva de la Policía Federal".

Recordó las conferencias de prensa en las cuales se ocupó especialmente del memorándum, definiéndolo como un "acto de política exterior". No son suficientes para bloquear la petición de desafuero, pero no está claro que los demás legisladores vayan a respaldar la petición judicial.

"No hay causa, no hay delito, Bonadio lo sabe, el Gobierno lo sabe, el presidente Macri lo sabe", advirtió la exmandataria, quien llamó además a una "reacción serena y responder por la vía política este increíble desvarío judicial".

En su fallo el juez dio por probada la "existencia de una maniobra delictiva que tenía como finalidad normalizar la relaciones con la República Islámica de Irán, a costo de provocar la impunidad de los ciudadanos de nacionalidad iraní", buscados por el atentado a la AMIA del 18 de julio de 1994.

"Esta causa es un gran disparate jurídico. Voy a representar los intereses de la gente que me votó, como siempre lo hice", se defendió la expresidenta tras comparecer ante el juez el pasado octubre.

"En lo inmediato, convocamos a todos los sectores políticos y sociales democráticos, más allá de toda divergencia, a defender las libertades y garantías vigentes hoy amenazadas por la escalada autoritaria y represiva del gobierno nacional", finaliza el texto.