Tecnología

Malta detiene a 10 sospechosos del asesinato de la periodista Daphne Caruana

Malta detiene a 10 sospechosos del asesinato de la periodista Daphne Caruana

Ocho personas fueron detenidas en Malta en el marco de la investigación del asesinato de la periodista y bloguera anticorrupción Daphne Caruana Galizia, anunció este lunes el primer ministro maltés, Joseph Muscat.

El primer ministro, al que los familiares de la víctima reprochan la inmunidad de que supuestamente goza el crimen organizado en esa isla del Mediterráneo, aseguró que está "más comprometido que nunca" a resolver este asesinato.

Las autoridades creen que los arrestados prepararon la bomba que estalló en el coche de la periodista, de 53 años y que investigaba posibles casos de corrupción en el Gobierno y los lazos que el narcotráfico ha establecido en la isla, entre otros asuntos.

Caruana escribía un blog que era muy popular sobre casos de corrupción en Malta, entre ellos la relación de la clase política maltesa, incluido el primer ministro y su esposa, con los Papeles de Panamá, filtrados en 2015, unos documentos que mostraban como personas adineradas usaban compañías offshore para ocultar su dinero. "Me comprometo a hacerlo más que nunca", aseveró en la rueda de prensa.

Fotos | México es protagonista de memes tras el sorteo de Rusia 2018
Aquí solo la selección teutona, que es la vigente campeona del mundo , tiene su pase casi asegurado a la segunda fase de Rusia 2018 .

Al menos ocho de nacionalidad maltesa fueron detenidos, aunque en total diez son los que capturaron y tiene la Policía 48 horas para interrogarlos e imputarlos, o, liberarlos.

Daphne Caruana, una de las reporteras más conocidas de Malta, fue asesinada el 16 de octubre pasado al explotar una potente bomba colocada en su coche, cerca de su casa en la localidad de Bidnija, en el norte de la isla. Muscat declinó decir si cree que los arrestados pudieron ser los cerebros del atentado y subrayó la necesidad de ser "extremadamente cautos" a este respecto.

Malta incluso a invitó al FBI y expertos neerlandeses a colaborar en la investigación, con recompensa de un millón de euros por información que ayude a esclarecer el caso.