Global

Contador de los Kirchner: "Modifiqué libros contables con liquid paper"

Contador de los Kirchner:

Margarita Stolbizer (GEN) consideró que el contador de la familia Kirchner, Víctor Manzanares, "cumplió órdenes de Cristina Kirchner" al falsificar actas de la empresa Hotesur S.A., que administraba los hoteles de la ex presidenta en la ciudad santacruceña de El Calafate.

Según cuenta Clarín, se refirió a una "distancia física que tenía con la familia Kirchner", una vez fallecido el ex Presidente y que desde entonces todo lo arreglaba con la ex Mandataria y su hijo Máximo.

"Las enmiendas con Liquid Paper fueron realizadas por él, pero que ello no obedeció a ningún error malicioso", dijo en su declaración, y aclaró: "luego del fallecimiento de Kirchner colocó en las actas que concurrían Cristina Fernández, Florencia Kirchner y Máximo Kirchner".

Tras la confesión del contador de los Kirchner, Stolbizer remarcó que "Manzanares nunca tomaba decisiones por si solo, sino que actuaba por directivas de los expresidentes" Néstor Kirchner y la actual senadora nacional.

"No conozco mucho a Rueda, pero he escuchado de él": Arturo Vidal
Tras la noticia y fiel a su estilo, Vidal reaccionó utilizando sus redes sociales con un mensaje dedicado a sus críticos. En medio de ello, la web oficial de la liga publicó el equipo ideal de la primera rueda.

En ese sentido, Cristina Kirchner le dijo -contó Manzanares- "que debía consignarse que concurría a esos actos Máximo Kirchner por sí y en representación de la sucesión de su padre y que fue así que lo modificó" con liqui paper los libros societarios.

Manzanares fue indagado porque como contador de Hotesur SA entre febrero de 2008 y marzo de 2015, puso "en circulación en el mercado de las ganancias ilícitas obtenidas como consecuencia de la asignación irregular de la mayor porción de obra pública vial en la provincia de Santa Cruz a las empresas de Lázaro Antonio Báez". El contador admitió haber introducido cambios en esa documentación, pero por orden de la familia Kirchner.

Manzanares, quien afirmó que hace un mes dejó de ser el contador de la familia Kirchner, está preso por otra de las causas que involucran a la expresidenta, conocida como Los Sauces, nombre de una sociedad familiar, por orden del juez federal Claudio Bonadio, que lo acusó de entorpecer la pesquisa.