Global

Trump da otra vuelta de tuerca a Cuba

Trump da otra vuelta de tuerca a Cuba

"Hemos fortalecido nuestras políticas sobre Cuba para alejar la actividad económica de las fuerzas militares cubanas y alentar al Gobierno a avanzar hacia una mayor libertad política y económica para el pueblo cubano", explicó el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin.

La Casa Blanca anunció que mañana entrarán en vigor las restricciones para hacer negocios y viajar a Cuba, que habían sido anunciadas por el presidente, Donald Trump, en junio último.

Para evitar un "impacto negativo" en las empresas estadounidenses, podrán seguir adelante los contratos cerrados antes de la publicación de estas nuevas normas, como el reciente de la puertorriqueña Rimco, distribuidora oficial de Caterpillar en el Caribe, para instalarse en la ZEDM.

Las compañías y los viajeros estadounidenses tienen prohibido hacer negocios con 180 empresas vinculadas a los militares cubanos, incluidos los hoteles y tiendas de la compañía Habaguanex-la principal en la zona turística de La Habana Vieja-, así como hoteles y marinas de Gaviota, ambas pertenecientes al conglomerado militar Grupo de Administración Empresarial.

Aunque no menciona específicamente el nombre de esos dos legisladores, Williams parece hacer alusión al senador Marco Rubio y al congresista Mario Díaz-Balart, considerados los principales responsables de la posición de Trump hacia Cuba, señala la información de la agencia Prensa Latina (PL).

Aparece Aranguren con licitaciones que ganó durante el macrismo — Paradise Papers
También, figura como director de Sol Antilles y Guianas Limited, otra filial de la petrolera anglo-holandesa, entre mayo y julio de 1996.

A ello se suma que como parte de las normas dadas a conocer este miércoles, los viajes educativos individuales "pueblo a pueblo" que no tengan carácter académico ya no estarán autorizados.

Entre los cambios específicos delineados por el Departamento del Tesoro están las restricciones para viajar a Cuba para grupos de intercambio cultural o educativo, que ahora solo se permitirán para grupos patrocinados en los Estados Unidos y con la participación de representantes de esos grupos. Esto se refiere a la compra de un pasaje aéreo o la reserva de alojamiento que se hayan hecho antes del anuncio de Trump del pasado 16 de junio.

En cuanto a los llamados "viajes de apoyo al pueblo cubano", el Gobierno de EEUU exigirá a partir de ahora que los interesados participen "en un programa de actividades de tiempo completo que impliquen una interacción genuina con individuos en Cuba".

Trump prometió durante su campaña electoral endurecer la política hacia Cuba y, aunque no ha llegado a cortar las relaciones diplomáticas, restablecidas bajo el mandato de Obama, sí ha dejado claro que apoya mantener el embargo económico impuesto hace más de medio siglo a la isla.

Las relaciones se han tensado todavía más a raíz de los supuestos ataques acústicos que, según Washington, han causado síntomas físicos a 24 diplomáticos estadounidenses destinados en La Habana, mientras Cuba acusa a Estadso Unidos de mentir al respecto.