Global

Prisión domiciliaria a joven que atropelló y mató a su novio rugbier

Prisión domiciliaria a joven que atropelló y mató a su novio rugbier

Luego de esta decisión, se vieron dos escenarios obvios y bien marcados en los tribunales de San Rafael: por un lado, el abogado defensor Alejandro Cazabán se mostró conforme con el beneficio otorgado para Silva y por el otro, la tristeza de la familia Fortunato.

El futuro judicial de Julieta Silva (29) -la mendocina que atropelló y mató a su novio rugbier, Genaro Fortunato (25)- podría tener un giro de 180 grados en las próximas horas: existe la posibilidad de que abandone la cárcel, luego de que la defensa incorporara nuevas pruebas en los últimos días y pidiera un cambio en la calificación del hecho.

Inicialmente, la fiscalía acusó a la joven de "homicidio doblemente agravado por el vínculo y alevosía" -el cuál prevé la prisión perpetua- pero ahora, la Primera Cámara del Crimen de esa ciudad del sur de la provincia de Mendoza pidió al Ministerio Público que la impute de "homicidio simple o culposo agravado".

El letrado también solicitó la libertad de Silva o la prisión domiciliaria, y remarcó que se dio por fiable el testimonio aportado por un cuidacoches que había incurrido en numerosas contradicciones.

Genaro Fortunato murió el 9 de setiembre a la salida de el bar La Mona.

Venezuela y Guyana deliberan sobre controversia del Esequibo
Hasta el momento las Naciones Unidas reconoce que no se ha tenido un "progreso significativo" para terminar con esta disputa. La ONU ha decidido dar a Nylander un "mandato fortalecido de mediación" para buscar avances hasta el final de 2017.

"La señora fiscal (Andrea Rossi) ha sido claramente apercibida, el tribunal le llamó la atención duramente, la verdad falta prudencia al momento de hacer la acusación", remarcó. El joven falleció por aplastamiento de cráneo.

En su descargo ante la fiscal, Silva admitió haber atropellado a su novio, aunque aseguró que no fue de manera intencional, sino que regresó para devolverle un teléfono celular que él había dejado dentro del auto y que no vio el cuerpo cuando estaba en el suelo.

Los informes de laboratorio determinaron que la conductora tenía 0,8 gramos del alcohol en sangre, cuando el máximo permitido es de 0.5; y el rugbier 1,8.

Silva es mamá de dos chicos, de 5 y 10 años de su anterior matrimonio, y para otorgarle el beneficio de la prisión domiciliaria, pesó el argumento jurídico de que la mujer debe cuidar a sus hijos. En las imágenes se observa que el joven se golpea con una baranda, razón por la que queda dolorido y es consentido por su novia.