Global

Otra mujer acusa al ex presidente Bush padre de haberla manoseado

Otra mujer acusa al ex presidente Bush padre de haberla manoseado

El expresidente de los Estados Unidos George H.W. Bush tuvo que salir a disculparse con una mujer que lo acusó de haberla tocado durante una sesión de fotos que tuvo lugar en 2003, cuando ella tenía apenas 16 años y él, 79.

La denunciante, Roslyn Corrigan, relató en una entrevista a Time que su reacción inicial tras el acoso fue "de absoluto terror". "Estaba de verdad, muy confundida".

Roslyn Corrigan dijo a una revista estadounidense que ella posó para una fotografía con Bush padre.

El episodio ocurrió en las oficinas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en Woodlands, Texas, durante un evento al que la mujer había asistido junto a su padre, un ex funcionario de la agencia. No directamente, pero sí por medio de su portavoz: "dio algunas palmadas, en afán de mostrar una actitud afable", es la justificación (¿neta?) que es absurdamente reforzada con el hecho de que el expresidente "ha disminuido su altura" debido a que desde 2012 está en una silla de ruedas... ahhh, pero da la casualidad de que en 2003, cuando tenía 73 años y toqueteó a Corrigan, todavía podía mantenerse en pie.

Así colapsa el piso de un departamento durante una fiesta estudiantil
El accidente ocurrió durante una fiesta en el tercer piso de una residencia estudiantil de la universidad. Al momento del hecho no había nadie en el segundo piso. "Mi compañero fue uno de los que cayó".

Time habló con nueve personas que dijeron que Corrigan les contó esta historia años después del supuesto incidente.

La actriz Heather Lind fue la primera en acusar a Bush de haberla manoseado mientras se tomaban una foto, en 2013. Poco después, por esas mismas fechas, la escritora Christina Baker Kline, la excandidata a senadora Amanda Staples y la periodista retirada Liz Allen revelaron incidentes parecidos con Bush.

Tras conocerse la denuncia, Bush se disculpó.

En una declaración este lunes horas, después del reporte de Time, el vocero de Bush, Jim McGrath, dijo, que el expresidente "George Bush simplemente no tiene en su corazón causar angustia a nadie, y nuevamente se disculpa con cualquiera que haya ofendido durante una sesión fotográfica".