Global

El Tribunal Constitucional español anula la Declaración de Independencia de Cataluña

El Tribunal Constitucional español anula la Declaración de Independencia de Cataluña

El Tribunal Constitucional (TC) de España anuló la declaración de independencia de Cataluña, aceptando la apelación presentada por el Gobierno que consideró inconstitucional la decisión unilateral del Parlament.

El pleno constitucional decidió, además, denunciar por desobediencia a sus sentencias a la ex presidenta de la Cámara autonómica, Carme Forcadell, y a dos de los integrantes de la Mesa, que es su órgano rector.

En ese recurso, el Ejecutivo advertía de los efectos de la declaración independentista, que fue aprobada en una votación secreta por setenta votos a favor, dos abstenciones y diez votos en contra, mientras diputados opositores abandonaron el recinto en desacuerdo con la iniciativa.

Nos jugamos la vida ante Veracruz: Gerardo Flores
El defensa mexicano Gerardo Flores , del Cruz Azul del fútbol mexicano, dijo hoy que su equipo se jugará todo el trabajo que han cumplido en el Torneo Apertura 2017 en el partido ante el Veracruz , en la decimoséptima y última jornada del torneo. "Por eso mismo la intensidad que se va a manejar en estos días va a ser la misma".

"La actuación del Parlamento constituye un 'grave atentado' contra el Estado de Derecho y conculca 'con pareja intensidad, el principio democrático'", añade. Ocho miembros de la defenestrada administración catalana están en prisión sin fianza por los cargos de rebelión, sedición y malversación, tras la celebración del referendo del 1 de octubre, prohibido por el Constitucional, y la posterior declaración de la independencia.

Además, este jueves están llamados a comparecer ante el Tribunal Supremo la presidente del Parlamento catalán, Carme Forcadell, y otros cinco dirigentes, sospechosos de rebelión y sedición por haber tramitado la declaración de independencia.

Respecto a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que el gobierno ha dicho que desactivará con los comicios, Rajoy dijo que estaba funcionando y esperaba que a partir de enero se supere la peor crisis institucional de España en 40 años, que ha obligado a recortar las previsiones económicas oficiales para el próximo año.