Global

Crisis en Venezuela "finalmente llega a la ONU"

Crisis en Venezuela

El Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sostuvo una reunión este lunes en la que los embajadores de varios países pidieron al gobierno de Nicolás Maduro respeto al estado de derecho en Venezuela, a los derechos humanos y que propicie la liberación de los presos políticos. "Se trata de una clara violación de los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas", dijo el diplomático venezolano.

"Es una mentira de los EEUU cuando se hace creer al mundo que el Consejo de Seguridad está tratando el tema de Venezuela", recalcó.

La representante de Reino Unido señaló que Venezuela sí representa una amenaza para la paz y la seguridad de la región por lo que aseguró que la situación del país debe ser "tomada en serio".

Cierran carretera por asesinato de maestra en Zacapoaxtla
De lo contrario sumaría a la estadística de más de 80 feminicidios que se han presentado este año en la entidad. La cantidad rebaza, incluso, la cifra de víctimas de todo 2016 cuando se elevó a 81 registros.

En la reunión también participará Diego Arria, exgobernador de Caracas y expresidente del Consejo de Seguridad de la ONU, quien afirmó a través de su cuenta de Twitter el domingo, que "la tragedia de Venezuela finalmente llega a la ONU".

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, será quien dirija la sesión, luego de haber pedido el pasado mes de mayo, tras reunión a puerta cerrada, un encuentro para discutir sólo el tema venezolano. "No aceptamos injerencias ni tutelajes de ningún tipo", agregó. "El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela ha hecho un llamado al diálogo, tal como se ha anunciado el próximo 15 de noviembre se retomarán las conversaciones en República Dominicana".

Junto a los representantes de Bolivia, Rusia y China, el funcionario venezolano rechazó este acto de "manipulación política por parte de los EE.UU. como miembro permanente del Consejo de Seguridad, quien abusa de sus prerrogativas y poder para tratar de imponer su agenda geopolítica en prejuicio del multilateralismo y la paz".