Negocios

Bill Gates invirtió $80 millones en un nuevo sueño

Bill Gates invirtió $80 millones en un nuevo sueño

El multimillonario dijo que hallar un tratamiento para el Alzheimer, un tipo de demencia que afecta la memoria, el pensamiento y la conducta, es especialmente urgente por el aumento de longevidad en las personas provocado por las mejoras en el cuidado médico.

"Es un enorme problema, un creciente problema y la escala de la tragedia, incluso para las personas que siguen vivas, es muy elevada", afirmó.

"Hemos visto cómo la innovación científica ha convertido a enfermedades que eran asesinas seguras como el sida en enfermedades que se pueden controlar con medicamentos", dijo.

"Tomará probablemente 10 años antes de que las nuevas teorías se prueben suficientes veces para darles una gran posibilidad de éxito. Así que es muy difícil arriesgar una conjetura" sobre cuándo un medicamento efectivo pueda ser desarrollado, agregó.

Lograr avances contra el Alzheimer, que afecta a entre 28 y 33 millones de personas en el mundo, requerirá mucho tiempo, e inicialmente los tratamientos serán costosos, reconoció Gates.

Taekwondoín vende riñón para hacer fiesta de 15 años a su hija
El deportista argentino detalló que paga ocho mil pesos solamente de luz y que debido a ello tuvo que buscar un segundo trabajo , pues no le alcanza.

El Fondo de Descubrimiento de Demencia (DDF, por su sigla en inglés), que fue lanzado en 2015 e involucra a los laboratorios GlaxoSmithKline, Johnson & Johnson, Eli Lilly, Pfizer y Biogen Idec, al igual que al Gobierno del Reino Unido, ya ha invertido en al menos nueve compañías emergentes que investigan formas de detener o revertir el proceso biológico que lleva a la demencia. Los otros $50 millones serán distribuidos entre startups que estén trabajando con el fondo en investigación de esta devastadora enfermedad.

El filántropo, cuyo enfoque habitual es sobre las enfermedades infecciosas en los países más pobres, dijo que el Alzheimer atrapó su interés en parte por razones personales, y en parte porque hasta ahora ha resultado ser un hueso duro de roer. "Se siente como si estuvieras experimentando una muerte gradual de la persona que conocías", dijo en una publucación sobre las inversiones en demencia.

La compra es una jugada inteligente, dijo Ron Schott, del Concilio de Tecnología de Arizona, en declaraciones a KPNX.

Pero Gates dijo que era optimista.

Bill Gates es un muchacho que nunca ha tenido reparo en demostrar que es exageradamente rico, y su más reciente inversión para un proyecto tecnológico parece soportar eso: comprar un pedazo inmenso de tierra para construir una gran ciudad inteligente. Esto facilitaría a los investigadores buscar patrones e identificar nuevas vías de tratamiento, dijo.