Negocios

El emotivo encuentro del Papa con los niños en Medellín

El emotivo encuentro del Papa con los niños en Medellín

En Medellín el Papa quiso poner a los niños en el centro.

El Sumo Pontífice habló con niños huérfanos y con problemas en el Hogar Infantil de San José, que han sufrido violencia por los conflictos en Colombia.

Claudia Yesenia García Ramírez, es niña que perdió a su familia en una masacre a cuando sólo tenía dos años. Yo también me vi afectada, recibí un disparo en el abdomen y una bala rozó mi cabeza y me dejó esquirlas, por lo que estuve mucho tiempo hospitalizada.

Indicó que a su tía se le cerró el mundo y no sabía qué hacer con 10 niños entre dos y ocho años para salir adelante, por lo que acudió por ayuda a los Hogares Infantiles San José, una obra de la arquidiócesis de Medellín, que se convirtió en una segunda familia para Claudia Yesenia y sus hermanos. "Hoy tengo 13 años y con alegría puedo contar que soy una niña feliz", señaló.

Luego reveló que con la ayuda de Monseñor Armando Santamaría ella y los demás niños llegaron al hogar San José, donde han crecido y han sido educados por la comunidad religiosa.

Lady Gaga tomará un descanso de la música
Además de Lady Gaga; Mariah Carey, Beyoncé, Justin Bieber, JustinTimberlake, Katy Perry son algunas de las personalidades que también han hecho un documental.

Francisco fue saludado a su llegada por 500 niñas que acoge este hogar fundado por los jesuitas en 1941.

Claudia Yesenia, que hoy estudia en octavo grado de la Normal Antioqueña, le dijo al Papa que está estudiando para ser maestra y transmitir los valores que aprendió. Agradeció la visita del pontífice en especial por parte de los niños los jóvenes "que hoy le agradecen a Dios Padre el regalo de una nueva vida".

A su salida, el papa les pidió a los niños que rezaran por él e inició un recorrido en papamóvil.

Durante su discurso aseguró que así como ellos "el Niño Jesús también fue víctima del odio y de la persecución" y ratificó que los niños son los preferidos de Dios y que bajo ninguna circunstancia pueden padecer los flagelos de la guerra. "Él también tuvo que huir de su tierra con su familia", recordó el Santo Padre y dijo que el sufrimiento de los niños le hace mal al alma, porque son ellos los predilectos de Jesús. "No podemos aceptar que se les maltrate, que se les impida el derecho a vivir su niñez con serenidad y alegría, que se les niegue un futuro de esperanza", agregó.