Negocios

Así pidió perdón el CEO de Uber por los errores en Londres

Así pidió perdón el CEO de Uber por los errores en Londres

La compañía ha estado inmersa en escándalos, desde acusaciones de sexismo hasta el uso de software ilegal para manipular los reguladores.

Tom Elvidge, director general de Uber Londres, se ha mostrado sorprendido por la noticia de TFL por la cual cree que más de 40.000 conductores con licencia estarán sin trabajo si la medida continúa, además de privar a los ciudadanos de la capital británica de una alternativa de transporte cómoda y asequible.

Luego de que la autoridad de Transporte de Londres (TfL) denegará la renovación de licencia a la empresa Uber por razones de "falta de transparencia y seguridad", cerca de 600 mil londinenses han firmado este domingo la petición 'Salva a Uber' desde el sitio web change.org, en donde solicitan a dicha entidad que revierta su decisión, informó AFP.

"Apelaremos la decisión en nombre de millones de londinenses, pero lo hacemos con el conocimiento de que también debemos cambiar", agregó.

"No seremos perfectos, pero vamos a escucharos, queremos ser socios a largo plazo de las ciudades a las que servimos, y vamos a gestionar nuestro negocio con humildad, integridad y pasión", señaló el directivo de la compañía.

Biggest acquihire deal: Google buys engineers from HTC for $1.1 billion
DxOMark says that iPhone 8 builds on "excellent performance of the iPhone 7 family with even better results in bright light". Google Pixel XL sports a 5.5-inch touch-screen display with 2560 pixels at a PPI of 534 pixels per inch.

El regulador dijo que la conducta de Uber planteaba riesgos para la seguridad pública y que no renovará su licencia cuando expire el 30 de septiembre.

"TfL concluye que Uber Londres no es apta para poseer una licencia de explotación de chóferes privados", indicó la autoridad en un comunicado.

Las autoridades que controlan el transporte en Londres dijeron el viernes que Uber no era un operador de alquiler de automóviles particulares confiable y citó cuatro áreas de preocupación, la más grave: su particular enfoque para reportar delitos criminales y para llevar a cabo verificaciones de antecedentes de los conductores.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, respondió instando a Uber "a seguir las reglas", y acusó a la empresa de "lanzar amenazas agresivas" y contratar a "un ejército de relaciones públicas, expertos y abogados" para revertir la medida.