Global

500.000 personas al grito de "No tengo miedo" — Marcha en Barcelona

500.000 personas al grito de

Según Colau, la marcha no es para los políticos, sino "una manifestación de la gente", por lo que irá encabezada por una pancarta blanca con el lema de la marcha portado por personas que atendieron primero a las víctimas de los atentados, que afectaron a personas de 35 nacionalidades diferentes.

A la marcha asistieron las autoridades catalanas y de Barcelona, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y casi todos sus ministros, así como los líderes de los principales partidos de la oposición y los presidentes de todos los gobiernos regionales de España.

Esta es la primera manifestación en la historia del país en la que acude el Rey de España, lo que demuestra también que con esta manifestación a sólo una semana de los atentados pretende buscar la unidad política.

"Estamos aquí para mostrar nuestro pésame a quienes han perdido a familiares o seres queridos y también para demostrar que no tenemos miedo, que saldremos adelante y que no podrán con nosotros", remarcó uno de los manifestantes ante la agencia de noticias EFE.

Desde las 4:00 pm (hora local), iniciará la movilización que discurrirá por el centro de Barcelona hasta terminar en la Plaza de Cataluña, a pocos metros de donde un terrorista atropelló con una furgoneta a decenas de transeúntes el 17 de agosto.

Para recordar a las víctimas, se leyeron textos de los escritores españoles Federico García Lorca y Josep Maria de Sagarra y se interpretó música de Pau Casals.

La CGT anunció un plan de lucha con "paro nacional"
Esa decisión fue tomada como una forma de "blindar" a los dirigente para impedir que pueda haber fuertes cuestionamientos como los que tuvieron lugar el pasado 7 de marzo.

Todo ello ha generado críticas desde el PP, Ciudadanos y plataformas como Sociedad Civil Catalana, que han acusado a los independentistas de tratar de "instrumentalizar" la manifestación.

El 17 de agosto un joven marroquí embistió el paseo peatonal de las turísticas Ramblas y arrolló a las personas que se encontraban en ese lugar matando a 13 e hiriendo a 120 de 35 nacionalidades distintas.

Aprovechando la confusión huyó a pie, antes de matar a puñaladas a un automovilista para escapar en su vehículo.

"La solución al problema del terrorismo no es más vallas metálicas ni más policías, sino cortar la financiación del Estado Islámico", decía Josep Anton Montfort, traductor jubilado de 64 años, en referencia al grupo yihadista que reivindicó los atentados.

Con ellas, determinó la investigación, pretendían cometer atentados mucho más mortíferos contra grandes monumentos como la emblemática Sagrada Familia.

Convocados por el ayuntamiento de la segunda ciudad de España y el gobierno regional catalán, barceloneses y visitantes quisieron mandar un mensaje de paz tras el doble atentado que diez días antes dejó 15 muertos en Barcelona y en la localidad costera de Cambrils.