Tecnología

Hallan en el Centro cancha del juego de pelota de Moctezuma

Hallan en el Centro cancha del juego de pelota de Moctezuma

En conferencia de prensa Eduardo Matos Moctezuma , fundador del Proyecto Templo Mayor del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) anunció el hallazgo de los vestigios del templo de Ehécatl (dios del viento) al que nombrarán "un nuevo rostro del mexica".

Los dioses del Coatépetl combatían entre sí, pero también se tendían la mano, y los templos y adoratorios de México-Tenochtitlan expresaban esa simbiosis.

Las bases del Templo de Ehécatl, de 34 por 36 metros de longitud, datan de 1482 a 1502, años en los que gobernó el tlatoani Ahuízotl, quien de acuerdo con la historia de México, concluyó la edificación del Templo Mayor de Tenochtitlán dedicado a Huitzilopochtli, dios de la guerra y guía principal de los mexicas o aztecas desde el inicio de su peregrinación hasta su establecimiento en la ciudad que los catapultaría como el imperio más poderoso de Mesoamérica.

Además de la Cancha del Juego de Pelota, arqueólogos descubrieron la escalinata por donde ingresaban los combatientes. Ambos vestigios, éste y el templo del dios del viento, están separados por poco menos de seis metros de distancia.

El Templo de Ehécatl fue registrado por los arqueólogos en 2010, sin embargo el hallazgo del juego de pelota fue dado a conocer por el arqueólogo Raúl Barrera en 2016.

-El arqueólogo Raúl Barrera explicó que el descubrimiento trata de la localización precisa del Templo de Ehécatl, su orientación y que está centrado en el Templo Mayor.

Liga y Ascenso MX cambiaron de imagen
Por su parte, Tigres de la UANL , se localiza en el Grupo 5 , donde competirá con el Atlético Zacatepec y el Cruz Azul.

En la zona de la cancha ritual también se descubrió un pequeño pozo de forma ovalada conteniendo 32 juegos de huesos cervicales, correspondientes al cuello de igual número de personas que habrían sido decapitadas.

Bajo el piso de la escalinata del juego de pelota, a 60 cm de profundidad en una fosa de 45 cm de diámetro, el equipo de arqueólogos ubicó una ofrenda "excepcional", revela Vázquez Vallín, la única oblación ritual hallada hasta ahora en las excavaciones de Guatemala 16.

El conocimiento y la preservación del Templo de Ehécatl, el Juego de Pelota y el Huei Tzompantli son fruto de la colaboración de varios profesionales, quienes se han comprometido con su rescate en diversas temporadas de trabajo en los últimos siete años: los arqueólogos Iván Urdapilleta, Israel Fuentes, Lorena Vázquez, Ingrid Trejo, Sandra Liliana Ramírez, Moramay Estrada, José María García, Eduardo Ambrosio Lima, Miguel Guadarrama y Mariel de Lourdes Mera Cáceres; así como las restauradoras Federica Grifi y Patricia Campos Díaz.

Desde hace 25 años, en el corazón de la Ciudad de México, el PAU rescata y protege lo que permanece de la fama y la gloria de la antigua México-Tenochtitlan, una ciudad que perduró dos siglos, entre 1325 y 1521.

"Estos hallazgos han impuesto nuevos desafíos al trabajo arqueológico en general y en particular en esta gran zona que fue territorio sagrado", señaló Diego Prieto, director general del INAH. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.