Global

Francisco pide evitar cualquier forma de violencia en Venezuela

Francisco pide evitar cualquier forma de violencia en Venezuela

Los gobiernos de ocho países de América latina, entre ellos la Argentina, manifestaron su adhesión a declaraciones recientes del papa Francisco, quien sostuvo la necesidad de contar con "condiciones muy claras" para restablecer el diálogo entre el gobierno y la oposición en Venezuela.

El llamado de Francisco se da luego de que este sábado, en el vuelo de regreso de una gira de dos días por Egipto a la que fue acompañado por Télam y otros medios, reconociera su disposición a involucrarse como "facilitador del diálogo" en el proceso venezolano pero "con condiciones claras".

El Papa Francisco pidió el domingo que se respeten los derechos humanos y se ponga fin a la violencia en Venezuela, donde cerca de 30 personas han muerto en protestas este mes.

"Todo lo que se puede hacer por Venezuela, País que amo mucho, se debe hacer, y lo haremos", había añadido, al recordar que en el país "se está poniendo en marcha un nuevo intento para facilitar el diálogo".

Crece la tensión entre Corea del Norte y Estados Unidos
El senador republicano Lindsey Graham expresó el martes su optimismo de que Trump no permitirá que Corea del Norte llegue a ese punto.

"Paremos, busquemos una solución diplomática y ahí creo que las Naciones Unidas tienen el deber de retomar un poco su liderazgo porque está un poco 'aguada'", agregó.

"Mientras me uno al dolor de los familiares de las víctimas, para quienes ofrezco oraciones de sufragio, envío un cordial llamamiento al Gobierno y a todos los componentes de la sociedad venezolana para que se eviten nuevas formas de violencia", afirmó el Papa.

El presidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), el opositor Julio Borges, indicó hoy que lo que el papa dijo ayer son "cosas muy relevantes" como que "en Venezuela si no hay garantías no hay posibilidad de avanzar" en el diálogo y reiteró que para ello hay una serie de peticiones.

En otro orden, al ser consultado por los enfrentamientos entre Estados Unidos y Corea del Norte, calificó ese conflicto como "el punto de concentración de la tercera guerra mundial a pedazos".